Home

Este fin de semana, en una escapada a la capital española tuve la oportunidad de acercarme al Museo del Ejército de Toledo, situado en el mismo Alcázar de la ciudad. Mirando y observando la indumentaria, las armas y banderas, llegué a parar delante de los trajes de las SS entre otros. Llevaba tiempo queriendo escribir sobre la relación de una marca muy famosa con el movimiento nacionalsocialista.


IMGP0321

IMGP0322

IMGP0320

Hugo Ferdinand Boss (1885-1948) fue el fundador de Hugo Boss. Convencido de su favorable opinión al partido nazi, se afilió al NSDAP (Partido Nacional Socialista Alemán) obtuvo la licencia de Tercer Reich para la confección de los uniformes paramilitares del régimen de Hitler en el período previo a la Segunda Guerra Mundial y durante el propio, para la Waffen SS y la Werchmacht. Para entonces, la línea de trabajo textil se basaba en la confección de ropa deportiva y de uniformes de la polícia.

300px-die_uniformen_der_allgemeinen_ss

En sus talleres situados en Metzingen (Baden-Wurttemberg), se utilizaron unos 180 trabajadores forzados, la mayoría mujeres judías procedentes de Francia y Polonia bajo unas condiciones de alimentación e higiene pésimas. Se encargaron de producir y distribuir los uniformes oficiales del partido (el diseño era dado por otras autoridades).

Su militancia nazi le sirvió para disparar sus beneficios y, según algunos, para salvarle de la bancarrota en la Gran Depresión del 1931. Aún y así, después de la Segunda Guerra Mundial, Hugo Ferdinand Boss fue procesado y multado por su participación en el movimiento nazi.

boss_1933_adv

Después de sesenta años de esa afiliación, la compañía publicó un comunicado en su página web (lo borraron al cabo de un tiempo) pidiendo perdón y señalando su “más profundo pesar hacia aquellos que sufrieron daños durante sus trabajos forzados en la empresa bajo el régimen nacionalsocialista”.

Actualmente, Hugo Boss se dedica a operar internacionalmente con moda masculina (desde 1970) y pertenece a un holding británico. ¿Cómo ha podido llegar a esa fama después de todo? Como bien sabemos, relacionarse con la ideología nazi no genera una imagen positiva a la mayoría de la población.

La firma se puso en contacto con el historiador Roman Köester, profesor de historia militar en la Universidad de Mónaco y le pidió que redactara un libro contando la verdad de la firma y su pasado en relación con Hitler y su ideología. Bien hecho: la transparencia de las compañías es algo que se agradece. “Hugo Boss, 1924-1945” se llamó la obra y en ella se pueden encontrar todos los datos relacionados con la firma y esa época. Añade, finalmente, que “la ideología del Tercer Reich fue absorbida profundamente por el dueño de la empresa”. Así que cuando falleció su creador, Hugo Boss pasó a ser una firma neutral de ideología. O eso explica Köster.

Hoy en día, Hugo Boss no es conocida por ser una marca que apoyó algo tan maquiavélico, sino por ser una marca de moda de semi-lujo urbana. A lo mejor el conocimiento de su pasado haría que algunos fieles a la compañía se convirtieran en detractores, o a lo mejor no. A veces, en el mundo de la moda y el lujo, las ideologías y valores personales quedan en un segundo plano. Y es que como dijo un cantante una vez: “Dicen que se han perdido los valores, yo digo que están ahí pero se esconden, para que los ricos no los compren”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s